jueves, 3 de junio de 2010

LA DESIGUALDAD SOCIAL EN EL PORFIRIATO

ALEXIS BENITEZ VEGA


México a través del tiempo ha querido distintas cosas, en el siglo XIX su independencia, en el siglo XX una revolución, pero porque?

Desde el principio de la colonización siempre ha habido la desigualdad en las personas, en el porfiriato era aún vigente, y aunque tuvimos un avance tanto económico y tecnológico retrocedimos en lo social, siempre hubo personas de elite y siempre lo habrán, quienes maltrataban a la minoría , pero sobre todo que los extranjeros tenían más poder de lo que debían, en 1909 Porfirio Díaz decidió dar fin a su dictadura y empezar un periodo de democracia, en un momento se retracto, pero ya era demasiado tarde, las personas querían un cambio, esto fue una de las causas que desato una guerra, la revolución mexicana, de ello, Madero el principal revolucionario unió a sus causa a Emiliano Zapata y a Pancho Villa, lideres también de esta causa, unidos derrotaron a Díaz, Madero se quedo en la presidencia, todos querían un cambio, querían un gran desarrollo, pero, había 2 opciones, un cambio rápido y brusco o lento y constante, el eligió el ultimo, pero todos querían un cambio rápido, y se rebelaron, Huerta, mandado por Madero tomo acciones militares dando opresión a esta rebelión, Huerta decide traicionarlo y se queda en el poder, Carranza se rebela junto con Villa y Zapata, al final derrotándolo.

Carranza se hace llamar Primer Jefe, los otros están en un desacuerdo y se rebelan contra los constitucionalistas, pero Carranza con su general acaban con ellos, al fin llegan a un acuerdo y con esto termina la revolución.


Una vez acabado esto termino con una guerra, pero aun había otra, que tal vez nunca se lograra ganar, esto es la desigualdad. Mucho más antes de la revolución existían muy pocos valores en cuestión a la sociedad, ya que como el poder se acumulaba en muy pocos ellos sentían que podían hacer todo lo que quisieran, un ejemplo claro era con las Haciendas, ya que los patrones podían maltratar a lo obreros como quisieran.

Unos de los antivalores que se dio mucho fue la discriminación y principalmente en la clase obrera, campesina e indígena, ya que los más altos rangos abusaban debido a que no tenían mucho poder y no podían hacer nada.


La desigualdad social no solo estaba relacionado con la ética, si no que también era provocado por las leyes, ya que entre las disposiciones existían varias que eliminaban la condición del ciudadano, una de ellas negaba la posibilidad de votar a quien fuera sirviente, en otro caso, para ser considerado como ciudadano se exigía ser dueño de un determinado capital.

Estas leyes se trataban de medidas legislativas y judiciales, que perseguían la pobreza, en lugar de trabajar para eliminarla, esto contribuía que muchos individuos vivieran en una marginación social que estaba ligada con la existencia del bandolerismo.

Pero, muchas veces la delincuencia no necesariamente se explicaba por la pobreza, ya que muchos miembros de las clases acomodadas estaban vinculados con el bandolerismo.

Para controlar los desordenes, durante el porfiriato el ejercito utilizaba la leva, es decir, a la práctica de levantar o reclutar soldados, en las ciudades o en los pueblos, de manera forzosa o recurriendo a los prisioneros, o también de gente sin oficio de las más bajas clases sociales para unirlos para formar los contingentes necesarios.

Pero todo esto de las clases sociales siempre ha existido, en el virreinato los peninsulares, que formaban parte más encumbrada y pequeña de la pirámide social, después los criollos, mestizos, y mayordomos de fincas, después los peones y los jornaleros, al fin de la independencia los elites estaban constituidos por políticos y militares además de intelectuales, en el grupo medio los artesanos, comerciantes y propietarios de talleres, y por último, pero menos importantes estaban los albañiles, tocineros, porteros, conductores de basura entre otros, esto en la ciudad, mientras que en el campo se dividía en astros, como comerciantes y rancheros y después los artesanos y los trabajadores, y por muy abajo los indígenas.

Los indígenas siempre han estado en una gran marginación, debido a sus costumbres y a su lengua, también se les margina mucho debido a que las personas los ven diferente, y los tratan como unos ignorantes, ya que piensan que son diferentes a nosotros, fue tal el caso que en el siglo XIX se consideraba que la pobreza era su culpa.


Durante un periodo de injusticia, los principales líderes que se alzaban eran los que estaban marginados, principalmente campesinos, ya que estos reflejaban la injusticia que ejercían sobre ellos, revelándose por un mal gobierno pidiendo igualdad entre todos.

De todo esto la desigualdad ha sido como pólvora, almacenándose hasta que basta con una chispa para detonar todo lo que está almacenado, esto lo han utilizado grandes líderes como Hidalgo, Villa o Zapata, pero esto es un ámbito ético, ya que las personas que tienen poder no deben de abusar de las personas que no tienen muchos recursos económicos, lo cual provocaría una mejor convivencia entre las personas, pero también hay que olvidar las clases sociales, olvidar quien es rico o pobre, médico o artesano, lo cual sería mejor, pero sobre todo tratar a los indígenas como personas, ayudarlos a conservar su cultura.

La discriminación ahora no solo es en lo económico, si n o que por enfermedad o forma de pensar, casi no se cree que entre más avanzado estemos mas discriminación exista, por ello debemos eliminarla o sufrir las consecuencias.

DATOS BIBLIOGRAFICOS
1.-Trejo Evelia, TIEMPO2 Historia, Primera edición, Magdalena 211, Colonia del valle, SERIE CALEIDOSCOPIO, 2008, 294 pp., Primer volumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada